Pacientes ancianos atendidos en urgencias por caídas (Registro FALL-ER): probabilidad de nuevas caídas y factores asociados.

Ana García-Martínez, Adriana Gil-Rodrigo, Arrate Placer, Xavier Alemany, Sira Aguiló, Javier Jacob, Pablo Herrero, Pere Llorens, Francisco Javier Martín-Sánchez, Òscar Miró

Resumen


Objetivo. Investigar las características asociadas a una nueva caída los 6 meses posteriores a la atención en urgencias por una caída no intencionada en pacientes mayores y desarrollar un modelo de riesgo para predecirlas.

Método. Pacientes del registro FALL-ER que incluye pacientes de 65 años o más atendidos por una caída no intencionada en cinco servicios de urgencias españoles. Se recogieron 90 variables independientes relacionadas con las características basales de los pacientes, características de la caída, consecuencias inmediatas y situación funcional del paciente al alta. Se realizó un seguimiento telefónico a los 1, 3 y 6 meses y se registró si habían existido nuevas caídas. Se realizó un análisis ajustado para identificar las variables independientes asociadas a nueva caída. Con ellas se desarrolló un modelo de riesgo cuya capacidad discriminativa se estimó mediante curva COR. Basándonos en el valor del indicador de riesgo, se identificaron 3 grupos de pacientes con riesgo bajo, intermedio y alto de nueva caída.

Resultados. Se incluyeron 1313 pacientes (edad media: 79 años; 69.6% mujeres) y 147 presentaron una nueva caída en los seis meses posteriores (11.2%). Las variables asociadas a nueva caída fueron: caída en los 12 meses anteriores, enfermedad neurológica, anemia, toma de analgésicos no opiáceos, caída en domicilio y durante la noche, traumatismo craneoencefálico y necesidad de ayuda para levantarse de la silla. La probabilidad de sufrir una nueva caída fue de 3.5%, 10.5% y 23.3% en los pacientes de riesgo bajo, intermedio y alto respectivamente. La capacidad discriminativa del modelo fue moderada (COR 0.688; IC95% 0.640-0.736).

Conclusión. Uno de cada nueve adultos mayores que consultan a urgencias por caídas no intencionadas volverán a caer durante los seis meses siguientes. Es posible identificar un subgrupo de pacientes con riesgo incrementado en los que deberían ponerse en marcha acciones preventivas.

Palabras Clave


caída, ancianos, urgencias